943 106 713 - 661 633 370 info@donpoliza.es

 

Se prestará especial atención al adecuado mantenimiento y a la puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo: neumáticos, luces, señalización, parabrisas, ITV…

El parabrisas es un elemento clave en la seguridad de un vehículo, por la visibilidad, resistencia estructural en caso de vuelco, funcionamiento del airbag y alojamiento de los sensores de los sistemas ADAS.

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una nueva campaña de vigilancia intensiva de las condiciones de los vehículos que circulan por las carreteras, que se desarrollará del 15 al 21 de enero. Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil -y el resto de policías locales y autonómicos que se sumen a la campaña- prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo: neumáticos, alumbrado y señalización, y parabrisas.

Respecto al parabrisas, la DGT especifica que “el conductor debe verificar que el parabrisas no presenta daño alguno, ya que es una pieza fundamental en la resistencia estructural del vehículo, en la eficacia del airbag y en la de ser soporte de cámaras y sensores de dispositivos de ayuda a la conducción”.

Desde Carglass® España aplaudimos este tipo de campañas, que vienen a reforzar las acciones de divulgación y concienciación que venimos realizando en los últimos años. Se trata de transmitir a los usuarios la importancia de mantener, entre otros elementos de seguridad del vehículo, en buen estado el parabrisas, un elemento que tiene una relación directa con la seguridad.

La vital importancia del parabrisas en la seguridad vial

Además de por sus evidentes implicaciones en la visibilidad, el parabrisas aporta hasta el 30% de la resistencia de la estructura del vehículo y es un elemento clave para evitar el hundimiento del techo en caso de vuelco. La eficacia del airbag del acompañante también está condicionada por el buen estado del parabrisas, pues al desplegarse se apoya sobre él, ejerciendo una enorme presión.

Por último, los sistemas ADAS de seguridad activa (Advanced Driver Assistance System), que informan al sistema de alerta de cambio de carril o de frenada de emergencia, estánbasados en multitud de sensores que suelen instalarse en el parabrisas. Cuando se sustituye un parabrisas, hay que desmontar las cámaras y sensores ADAS del cristal roto y montarlos en el nuevo. Una vez instalados, estos sistemas han de ser recalibrados para asegurar que funcionan con la máxima precisión y mandan la información correcta a los sistemas de seguridad. Carglass® se encarga de realizar el calibrado de cámaras en todos los casos en los que así lo recomienda el fabricante, de manera que nuestros clientes puedan realizar la sustitución del parabrisas en un solo lugar y recoger su vehículo con todas las garantías de seguridad, sin necesidad de acudir a un segundo taller para asegurarse de que todas las cámaras funcionan correctamente.

Un parque demasiado antiguo

Según informa la DGT, antigüedad media de los turismos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes en carretera en 2017 fue de 13,2 años, una cifra que ha aumentado respecto a 2016, en la que fue de 12 años. Esta situación preocupa mucho a la Dirección General de Tráfico, motivo por el cual en el calendario anual de campañas se incluye una dedicada exclusivamente a la vigilancia de las condiciones de los vehículos que circulan por las carreteras.

Teniendo en cuenta la relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierte en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad.