943 106 713 - 661 633 370 info@donpoliza.es

Algunas compañías encarecen las primas a ancianos y enfermos.

La asociación de corredores denuncia subidas del 30% en la renovación de pólizas

Piden una nueva norma que prohíba considerar la siniestralidad personal al calcular la prima

El seguro de salud es el único producto asegurador que ha salido indemne de la crisis económica. A pesar de las dos recesiones que ha sufrido España en los últimos años (2008-2010 y 2011-2013), este tipo de coberturas ha seguido aumentando sus ventas ininterrumpidamente. Cada vez son más las familias que apuestan por esta fórmula de acceso a la sanidad privada, y cada vez más las empresas que lo consideran como un buen complemento salarial. En total, más de 10 millones de personas cuentan con algún tipo de seguro médico.

Sin embargo, pocos son consicentes de una realidad cada vez más patente: se trata de un seguro anual, y la compañía puede optar por no renovar la póliza en caso de que el asegurado se ponga enfermo. Lo que puede hacer que el seguro de salud solo valga para personas sanas.

La asociación de corredores de seguros (Adecose) denuncia que las aseguradoras están extendiendo esta peligrosa práctica. Suben la prima en función de la siniestralidad personal. Es decir, que cuando se trata de asegurar a una persona joven y sana todo son facilidades, pero si esa persona empieza a tener una edad avanzada o sufre una enfermedad grave, el precio que paga por su seguro de salud se puede disparar.

“Hemos constatado muchos casos en los que la aseguradora le sube la prima mensual a un anciano en más de un 30%. Aún siendo legal, consideramos que es una práctica contraria a la naturaleza mutual de los seguros. Debería limitarse”, apunta Martín Navaz, presidente de Adecose y consejero delegado de la correduría Confide. En algunos casos, clientes enfermos no pueden asumir el encarecimiento de la prima y se encuentran con que en otras compañías no les aseguran.

Para atajar este problema, los corredores crearon una comisión de trabajo conjunta con Unespa, la patronal de los seguros. “Analizamos todos los clausulados y vimos que había una casuística muy variada, pero no llegamos a avanzar más”, apunta Borja López-Chicheri de la Torre, gerente de la asociación.
Modificaciones legislativas

Para tratar de poner coto a estas prácticas, Adecose, junto a otros colectivos, trató de incluir un artículo en la Ley de Ordenación del Seguro, para evitar que en los seguros de salud, vida-riesgo, accidentes y decesos las compañías subieran el precio de las primas al detectar problemas de salud en los asegurados. Esta iniciativa, contó en un principio con el visto bueno del Partido Popular, que aceptó tramitar una enmienda en este sentido, pero finalmente acabó por descartarse.

“Consideramos que es una reivindicación muy razonable”, apunta López-Chicheri. “En Francia la normativa prohibe encarecer la prima del seguro de salud por la siniestralidad individual”.

De acuerdo con el presidente de Adecose, varias aseguradoras de salud están extendiendo la práctica de captar clientes jóvenes con ofertas comerciales muy atractivas para, al cabo de unos años, incrementar con fuerza las primas.

El conjunto de seguros ligados a la salud (que incluye seguros dentales, seguros de reembolso de gastos, seguros de indemnizaciones…) ingresa anualmente más de 6.500 millones de euros en primas. Se trata de un mercado muy concentrado, en el que los tres grandes (SegurCaixa Adeslas, Sanitas y Asisa) concentran más del 50% del negocio. Otras aseguradoras con una presencia relevante en este ramo son DKV, Mapfre, Fiatc y el grupo Caser.

Fuente:http://cincodias.com/cincodias/2015/09/28/mercados/1443450388_726878.html